Revisar nuemáticos

Cómo revisar tus neumáticos

Una conducción segura pasa por tener los neumáticos del coche en perfectas condiciones, ya que son las piezas que conectan el pavimento con el coche. Aunque siempre debemos de acudir a las revisiones periódicas de nuestro coche, es conveniente realizar un mantenimiento preventivo en el día a día.

Cuando vayas a utilizar tu coche, presta atención al dibujo, al desgaste que puede presentar este, a la profundidad, a los posibles testigos que aparezcan y a la presión.  En Grupo Marcos Ocasión te recomendamos que hagas revisiones, para garantizar la seguridad de todo tu recorrido y el rendimiento no disminuya.

Recuerda que, para mantener la vida útil de tus vehículos, es conveniente que tengas buenos hábitos de conducción, que tengas mantenimiento preventivo y que los tengas limpios, eliminando productos químicos o corrosivos que dañan las gomas.

Comprobar dibujo y desgaste

Uno de los factores claves del mantenimiento preventivo del coche es la comprobación del desgaste de las llantas, por eso hay que fijarse en la profundidad del dibujo y cambios por unos nuevos cuando no sea la adecuada. El proceso de desgaste siempre va a depender del tipo de carreteras por las que circulemos, de la frecuencia de uso y también del tipo de neumático que tenemos colocado en nuestro coches, y si es el correcto según estacionalidad o características del vehículo.

El neumático debe de tener una profundidad mínima de 1,6 mm según la norma vigente de España. Si baja de ese nivel, el riesgo en la conducción aumenta y también supone una sanción por parte de los revisores de la ITV. Cuando sea inferior, la posibilidad de sufrir aquaplaning aumenta notablemente. Si deseas revisar el desgaste con cualquiera de los testigos, para tu coche en un lugar plano, pon el freno de mano y gira el volante para poder realizar una comprobación en los neumáticos traseros.

Presión de neumaticos

Testigo de taco de goma

Para comprobar el desgaste de las ruedas, y así evitar riesgos innecesarios, puedes recurrir a los testigos de taco de goma, que tiene 1,6 mm de grosor y que está presente en el fondo de los canales del neumático. Cuando la banda de rodadura alcanza al taco, el neumático debe de ser sustituido.

Testigo clásico

Uno de los testigos más utilizados y ampliamente conocido es el testigo clásico, que se ubican en un lateral de los neumaticos y se presenta en forma de triángulo, de logo del fabricante o como las siglas TWI. Si este presenta signos de desgaste, debemos cambiar los neumáticos.

Testigos coche

Testigo de desgaste numérico

Con la misma función, los testigos de desgaste numérico indican el nivel de desgaste que tienen nuestras ruedas. Por eso, a medida que desaparecen los números, nos indicarán el nivel de desgaste de forma progresiva. Un herramienta muy útil para todo tipo de conductores.

Testigos de desgaste intermedio

A diferencia de los testigos de desgaste numérico, el testigo de desgaste inmediato no hace una medición de todo el proceso. A pesar de su efectividad, no nos da una información completa, solo de una parte concreta del neumático.

Testigos coche

Medición de la profundidad

Si no quieres recurrir a los testigos, ya que pueden ser difíciles de localizar, tienes la opción de utilizar un profundímetro, una herramienta que siempre tienen disponible en talleres. De esta manera se mide tanto la parte exterior, como el centro y el interior, una visión mucho más completa que con los testigos, ya que el desgaste de los neumáticos no siempre es regular.

De hecho, el desgaste de la banda de rodadura no es regular casi nunca, distinguiendo varios tipos. Destaca el desgaste natural, que es el más uniforme, pero también podemos ver el desgaste circular, el cóncavo, el local o el escalonado. Todos indican algo concreto sobre nuestro tipo de conducción.

Presión de neumáticos

Junto con el dibujo, la presión de los neumáticos es un punto para tener en cuenta para conducir seguros. Siempre hay que seguir las recomendaciones del fabricante para tener una presión correcta, ya que esta afecta al agarre y al desgaste. Para que la conducción sea segura, el coche debe de tener una presión de 2,5 bares, pero esto dependerá de los índices de peso, del fabricante y de la velocidad. En el flanco del neumático encontrarás la cifra de la presión máxima permitida por el neumático.

¿Cómo compruebo la presión?

Al menos una vez al mes es recomendable revisar la presión, porque por cuestiones térmicas también puede alterarse. Para medir la presión se utiliza un nanómetro, que está presente en cualquier estación de servicio. En el momento de medición comprueba todos los neumáticos y aplica más presión si es necesario: es importante que tengas en cuenta que la medición debe hacerse cuando los neumáticos están fríos, ya que calientes puede aumentar la presión hasta 0,3 bares. Si llevas remolques, te recomendamos que consultes a nuestros expertos de Grupo Marcos.

Presión nuemáticos

Comprobar paralelo del coche

El paralelo del coche es la alineación de las ruedas, esencial para que nuestro coche ruede con total seguridad. Uno de los signos más evidentes de que el paralelo del coche falla es la vibración del volante o conducir en línea recta pero el coche no está centrado. En ese momento debemos de alinear el eje.

El paralelo del coche suele desajustarse por la propia conducción diaria, ya sea por un accidente, un golpe o un bache. Antes de que afecte a otras partes de tu coche, en tu taller de confianza harán la prueba en un elevador, donde se miden las cotas del vehículo.

 

Convergencia y divergencia

La convergencia y divergencia son desviaciones comunes en las ruedas del coche, y se pueden identificar observando el coche de frente: si las ruedas están desviadas hacia el interior y hay rugosidades en el interior, el coche sufre convergencia. Si por el contrario las ruedas están hacia el exterior y el desgaste es desde el exterior al interior, las ruedas sufren divergencia. Alinear las ruedas tiene un coste muy bajo y dependerá de los ejes que hay que modificar.

Recuerda que el buen estado de las ruedas es un paso más en la conducción segura y que nunca hay que ignorar cualquier detalle que indique desgaste o daño. Consulta a los expertos de Grupo Marcos cualquier duda específica sobre los neumáticos que tiene tu vehículo.