La reducción del impacto medioambiental implica una movilidad cada vez más sostenible. Te contamos qué es un coche híbrido y todas las ventajas de este vehículo cada vez más demandado.

¿Qué son los coches híbridos?

Es una combinación entre un vehículo tradicional con motor de combustión interna y un coche eléctrico. Los coches híbridos cuentan con la capacidad de gestionar la potencia de forma autónoma y elegir qué tipo de propulsión utilizar en función del motor. El combustible y la electricidad permiten al coche alternar ambas modalidades a fin de moverse de forma más sostenible pero sin renunciar a todas las ventajas que ofrece un coche tradicional.

¿Cómo funciona un coche híbrido?

El funcionamiento de un vehículo híbrido es sencillo. Su sistema de propulsión combina combustible y electricidad a partir de tres modalidades según el movimiento de las ruedas: bien propulsadas por el motor de combustible, por el motor eléctrico, o por ambos al mismo tiempo. El sistema de propulsión es autónomo, por lo que se encarga de gestionar la transición entre ambos motores. El motor eléctrico impulsa las ruedas a través de la energía almacenada en la batería y así poder ahorrar en combustible.

Ventajas de los vehículos híbridos

La principal ventaja consiste en la reducción del uso del combustible al emplear energía acumulada en la batería, pero además ayuda a reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y partículas contaminantes, reduciendo el impacto medioambiental. Así pues, el distintivo, la pegatina ECO o 0 emisiones emitida por la DGT, ofrece grandes ventajas al circular por las grandes ciudades: en Madrid, por ejemplo, te permite ahorrar un 50% del coste de aparcamiento en zonas reguladas y circular libremente por la M-30 en casa de restricciones por contaminación.

Su adquisición también aporta ventajas fiscales, ya que el impuesto de matriculación se calcula en función del nivel de emisiones del coche. Obtener descuentos en el impuesto de circulación también es posible, si bien depende de la localidad del coche matriculado.

Además, este tipo de vehículos son muy silenciosos, ya que el motor eléctrico es el que funciona gran parte del tiempo; y, por si fuera poco, te enseña a conducir de forma eficiente gracias a un panel de control que permite maximizar la eficiencia del mismo.

Prepárate para el futuro y apuesta por un vehículo único que no solo ayude a contaminar menos, sino que te enseñe cómo adaptarte a la revolución verde.