Centralita del coche

La centralita del coche y su importancia

La centralita del coche o el ECU, siglas de Electronic Control Unit, es el cerebro de tu coche. Una parte esencial en el funcionamiento del coche y que interviene en secciones como las bujías, la inyección del combustible, la presión del turbo o la refrigeración del coche. En Grupo Marcos Ocasión te contamos cuál es su verdadera utilidad, cuáles son las partes más importantes y también cómo detectar que existe un fallo en su funcionamiento.

¿Para qué sirve la centralita del coche?

En los coches más nuevos se incluye más de una centralita, para que el peso de la ECU principal  disminuya y tenga menos trabajo en cuanto a cálculos. Muchos coches tienen decenas de ECU: unas más potentes que otras. Es la introducción de la electrónica en los coches lo que ha permitido que se incluya esta parte esencial, que controla las revoluciones, la presión o la temperatura, entre muchas otras opciones.

La ECU principal es la que se encarga de registrar todo lo que ocurre en el motor, algo especialmente útil cuando hay algún fallo en el coche. Se puede detectar uniéndola a la máquina de diagnosis, que automáticamente aporta el código OBD y comunica cuál es el fallo en concreto.

El funcionamiento de la centralita de tu coche pasa por diferentes fases, entre las que destacan la recepción de datos captados por los sensores, la realización de cálculos para tomar decisiones en función a esos datos, el envío de señales de salidas y el almacenamiento de toda la información recibida.

Partes de la centralita del coche

La centralita del coche consta de varias partes que hacen que funcione correctamente, y que se asemeje mucho a un ordenador. Las piezas que lo componen son el interfaz de entrada, el interfaz de salida, la CPU, la memoria de almacenamiento y otros muchos componentes electrónicos.

Interfaz de entrada y de salida

Desde la interfaz de entrada se reciben las señales de todos los sensores que están colocados a lo largo del coche. Por su parte, el interfaz de salida convierte todas esas señales en señales comprensibles para la CPU y para todos los aparatos vinculados a la centralita.

CPU

CPU

La CPU o unidad central de procesamiento es muy similar a la de un ordenador convencional y se encarga de procesar los datos, realizar todos los cálculos y enviar una respuesta al resto de sistemas. Tienen poder sobre el sistema de control de tracción, el sistema de frenado electrónico o las transmisiones.

CPU

Memorias de almacenamiento

En la centralita se pueden encontrar varios tipos de memorias con diferentes utilidades, como puede ser la memoria de solo lectura, la memoria programable o la memoria de acceso aleatorio, que usa datos temporales para poder reescribir sobre ella.

Fallos frecuentes en la centralita

Hay dos fallos muy frecuentes en la centralita y que son necesarios de detectar a tiempo para ahorrar los altos costes que supone renovar una centralita. La humedad es el enemigo número uno de cualquier aparato electrónico, como es la centralita, y suele derivar en el daño en la fuente de alimentación y en corrosión de óxido.

Otra avería de la centralita muy común es la subida o bajada de tensión, lo que deriva en un daño en los condensadores, en la fisuras de los puntos de soldadura, en una pista quemada o en un transistor dañado.

Fallos en la centralita
Fallos en la centralita

¿Cómo se reprograma la centralita?

Si has sufrido un daño en la centralita debes de saber que en algunas ocasiones va a ser necesario reprogramarla, con el fin de que vuelva a estar en perfectas condiciones para su utilización. Para ello se aumenta la entrega de potencia, ya sea por medio de un ordenador o por medio de un PPC. Así, se llevan a cabo reprogramaciones personalizadas y se obtiene toda la información necesaria.  También se puede reprogramar la centralita por medio de la centralita de potencia o por el chip del motor.

Precio de la reparación

Si notas que hay luz de advertencia de fallo en el motor o tienes problemas de encendido con tu coche, quizás la centralita sea la pieza que está fallando. Cuando tu coche no arranca o tienes problemas de rendimiento, puede que se trate de la ECU, que afecta directamente al funcionamiento.

Ya sea por humedad, por cambios de tensión, por vibraciones o por fallos de programación, en Grupo Marcos nos encargamos de repararla al mejor precio. Estate atento a síntomas como la aparición de testigos, fallos en el arranque, fallos en el limpiaparabrisas o incluso exceso de consumo.

Noticias relacionadas

¿Quién nos hubiera dicho 50 años atrás que el consumidor acabaría adquiriendo un vehículo a través de internet? Absolutamente nadie.
8 puntos a tener en cuenta al comprar un coche de ocasión
Todo sobre la pegatina medioambiental de la DGT
Consejos para poner el coche a punto en otoño
¿Puedo usar el carril VAO?
Tipos de amortiguadores para tu coche
¿Qué son las luces adaptativas?
Qué es el testigo ESP
Consejos sobre cómo conducir de noche con seguridad
Cómo se repara un coche rayado