¿Qué diferencia hay entre un vehículo de ocasión, de segunda mano y Km0?

Un coche de ocasión es considerado un vehículo seminuevo que por lo general ha tenido un único dueño. Generalmente, para que un automóvil sea calificado de ocasión debe tener un kilometraje inferior a los 15.000 km.

En cambio, un coche de segunda mano, es cualquier automóvil que no se compre directamente en un concesionario, sino que la venta se haga a través de un particular, considerándose así un vehículo usado o de segunda mano.

Un coche de km0 en la práctica es un coche nuevo, ya matriculado (por lo que nos ahorramos esa gestión). Normalmente no suelen tener kilómetros de rodaje pero dentro de esta definición entrarían todos aquellos por debajo de los 100 o 150 km recorridos.

El precio de venta es otro de los factores interesantes de un km0, llegando a tener ofertas muy interesantes por debajo de su precio como coche nuevo.