¿Cómo escoger un coche eléctrico e híbrido desde los portales web?

Los nuevos modelos electrificados se han convertido en un aliciente para los consumidores tanto por sus innovaciones tecnológicas como por su impulso a la movilidad verde, por eso, hoy te ofrecemos las claves para fijarse y las pautas imprescindibles para acertar en la adquisición.

Baterías

Es el elemento fundamental que incorporan los eléctricos e híbridos enchufables. Una de las pautas a tener en cuenta es en qué régimen se incluye la batería en el coche: en propiedad o en alquiler. A ello hay que sumar la capacidad de la misma (medida en kilovatio por hora), las opciones y tiempo estimado de carga, la potencia, la vida útil y el estado, en especial si se trata de un componente en alquiler. También resulta interesante conocer si la batería está conectada con aplicaciones que permitan acceder a información de la misma, o gestionar su carga a distancia, así como su programación.

Autonomías

Es vital saber con qué capacidad cuenta la batería para identificar qué autonomía electrificada tendrá el vehículo. Aquí hay que sumar el consumo del vehículo, que es lo que repercutirá en la mayor o menor eficiencia del coche. Dependiendo del tipo de batería, ya sea de alta tensión de iones de litio, celdas húmedas, calcio…, la capacidad total y la útil y la potencia, los vehículos podrán alcanzar una u otra autonomía. De ello dependerá el número de kilómetros que el coche eléctrico o híbrido pueda recorrer sin necesidad de carga.

Consumo

El rodaje de un vehículo presenta diferencias en ciudad y en carretera, motivo por el que el consumo se verá incrementado al aumentar la velocidad, en especial cuando se rebasen los 100 km por hora. Este dato es fundamental, ya que calibraremos el consumo del coche atendiendo a los kWh por 100 kilómetros. En este punto tampoco hay que pasar por alto otros elementos comola forma de conducción o el uso de fuentes de energía como la calefacción, las luces, y otros dispositivos que inciden en el aumento de consumo de los coches de forma significativa.

Carga

En este aspecto, hay que fijarse de nuevo en la potencia máxima de la batería, ya que nos indicará el tiempo máximo que podemos tenerla en estado de carga. En este sentido, para conocer cuál es el porcentaje de carga del coche, es conveniente revisar los voltios atendiendo a unos valores correspondientes. Según la potencia y la infraestructura de carga, encontramos distintos tipos de carga: desde la lenta (con un enchufe schuko casero) a la carga normal, que permiten los cargadores wallbox a una potencia máxima de 3,6 a 7,4 kw. También encontramos la carga semirrápida, la rápida o ultrarrápida. Esta última resulta fundamental ya que podemos disponer de una batería con el suministro de hasta el 80% en menos de una hora.

Ayudas a la compra

Los vehículos eléctricos e híbridos enchufables cuentan con incentivos para su compra, un dato que resulta de gran interés para los compradores. Entre las ayudas, se encuentra el Plan Moves III, cuya gestión está asociada a las comunidades y ciudades autónomas. Pero, además, las propias regiones pueden disponer de un programa de subvenciones específicas para impulsar la movilidad electrificada.