mantenimiento-preventivo

Claves para el mantenimiento preventivo de tu coche

Si tienes un coche nuevo o simplemente quiere cuidar a fondo tu vehículo, una de las claves es el mantenimiento preventivo. De esta manera evitarás tener costes extras por averías de mayor envergadura y podrás cuidar de tu coche durante muchos años. En Grupo Marcos Ocasión te contamos todas las claves para que el vehículo de tus sueños pueda acompañarte durante muchos viajes más.

Mantenimiento preventivo: qué es

El mantenimiento preventivo es el tipo de mantenimiento que te permite disminuir en tu coche el riesgo de daños graves o pérdidas de piezas. Consiste en revisar de forma habitual los elementos que componen tu coche, evitando que se desgasten y que supongan el desencadenante a otros errores y reparaciones más graves.

Existen dos tipos de mantenimiento preventivo: el pasivo y el activo. El mantenimiento activo consiste en limpiar y revisar de forma periódica todos los equipos para evitar que se acumule tanto el polvo como la suciedad. El mantenimiento pasivo consiste en cuidar los factores externos que pueden dañar los componentes de nuestro coche: normalmente este se lleva a cabo cubriendo nuestro coche cuando hay temperaturas muy bajas y ofreciéndole unas condiciones externas ópticas para que no sufra grandes cambios.

Existe otra forma de clasificar el mantenimiento preventivo: hablamos de mantenimiento programado, mantenimiento predictivo y mantenimiento de oportunidad, que aprovecha las épocas en las que no se utiliza el coche para realizar el mantenimiento.

Si decides realizar un buen mantenimiento preventivo, es fundamental que te planifiques, determinando con qué presupuesto cuentas, cuanto tiempo puedes dedicarle a tu vehículo, dónde vas a hacer ese mantenimiento y cual es el objetivo principal. Ten en cuenta que no todo el mantenimiento preventivo puede ser realizado por el conductor, delegándose en expertos en el mundo del motor. Para llevarlo un mantenimiento completo, deben llevarse a cabo una revisión de todas las piezas del vehículo y de sus componentes, ofreciendo soluciones.

Batería

La batería es uno de los puntos principales de tu vehículo, del que dependen todos los sistemas electrónicos y por lo tanto de la que depende el proceso de arranque. El descuido de este componente es el causante de la mayoría de los fallos que pueden darse en el coche. Si quieres hacer un mantenimiento preventivo, es aconsejable revisar el estado de la batería con cierta frecuencia, asegurándote de que no ha sufrido golpes, está bien sujeta y no sufre vibraciones ni roturas.

Para esta pieza también es conveniente revisar su carga y examinar los bornes, para que las conexiones no estén flojas a causa de las vibraciones o a causa del óxido. Es recomendable ajustarlos y limpiarnos correctamente. Aunque hagas un buen mantenimiento del coche, uno de los hechos inevitables es el cambio de batería: un proceso muy sencillo que garantiza el suministro de la potencia.

mantenimiento-bateria

Luces

En términos de seguridad, las luces son fundamentales: tanto para ver como para ser vistos. Al menos una vez al mes es recomendable comprobar todas las luces: las de posición, cruce, carretera, freno, marcha atrás, intermitente y antiniebla. Comprueba la intensidad de las luces y cámbialas si es necesario: te recomendamos que el cambio lo hagas de dos en dos para garantizar que la calidad y la cantidad de luz que se emite es la adecuada.

En cuestión de limpieza, también hay que prestar atención, ya que, con el sol y el tiempo, los focos pueden acumular polvo y suciedad. Para ello también recomendamos realizar un pulido y utilizar un producto antigrasa o espuma. Es aconsejable hacer un cambio de las lámparas cada dos años aproximadamente.

mantenimiento-preventivo-frenos

Frenos

Para cuidar de los frenos es esencial que acudamos a un especialista del mundo del motor. En la inspección nos aseguraremos de que estos funcionan correctamente, por medio de la revisión de partes como el caliper, el rotor, la tapa del vástago, la cámara de aire, los orificios de ventilación, las cámaras de aire o las propias pastillas de freno. Por su parte, las pastillas de freno deben de cambiarse antes de que alcancen las 0.80 milésimas de pulgada de grosor.

mantenimiento-preventivo-frenos

Neumáticos

Los neumáticos son los únicos elementos del vehículo que están en continuo contacto con el pavimento. Por eso mismo necesitan un buen mantenimiento preventivo, vigilando cualquier signo de desgaste o de perdida de tracción. Hay algunos símbolos básicos a revisar: hablamos de la alineación, de la presión de los neumáticos y de las rotaciones.

La alineación de los neumáticos debe de ser siempre la correcta, con una diferencia de profundidad entre los surcos mayor de 1,5 mm. Por su parte, la presión afecta directamente a la aceleración, aumentando también el consumo de los carburantes y reduciendo el agarre y la durabilidad de los neumáticos.

Amortiguadores

La vida útil de los amortiguadores depende de su fabricación, pero siempre deben de tener un buen mantenimiento, especialmente cuando el viento lateral afecta a la estabilidad del coche, cuando hay que tomar una curva y la parte delantera no está igual de estable que la posterior, cuando hay sensación de balanceo o cuando en el coche notamos muchas vibraciones e inestabilidades. Recuerda que los amortiguadores deben de ser reemplazados antes de cada 20.000 kilómetros, antes de que fallen los resortes.

mantenimiento-preventivo-amortiguadores

 Correa de distribución

Como el resto de los componentes del vehículo, a la correa de distribución tambien podemos aplicarle un buen mantenimiento preventivo: hay que prestar atención a los kilómetros, ya que suelen fallar entre los 80.000 y los 120.000 kilómetros. Generalmente, esta parte del coche no necesita una revisión en profundidad, solo ajustar los tensores.

Recuerda que, con el mantenimiento preventivo, tu coche recibe numerosas ventajas y beneficios. Hablamos de una mayor seguridad, un ciclo de vida más largos de cara a los equipos y una reducción de la inactividad de los coches. Las averías serán menos frecuentes y la productividad será mayor. Consulta con nuestros expertos de Grupo Marcos Ocasión cuáles son las ventajas y las principales vías para empezar a cuidar tu coche de forma preventiva y eficaz.