caja de cambios

Así funciona una caja de cambios

La caja de cambios es una herramienta fundamental en el funcionamiento de nuestro coche, ya que es la encargada de transmitir el par motor a las ruedas y hacer que se pongan en movimiento. En Grupo Marcos Ocasión te contamos qué función tiene, cuál es su dinámica de funcionamiento y qué tipos de caja de cambios puedes encontrar en el mercado. Además, te daremos algunas claves que pueden ayudarte a detectar que existe una avería en esta pieza.

¿Qué es una caja de cambios?

La caja de cambios forma parte del sistema de transmisión y permite controlar la velocidad en las ruedas de tracción. También conocida como caja de velocidades, se encarga de intermediar entre el cigüeñal y las ruedas, para que estas siempre reciban el par motor suficiente como para girar con la velocidad que deseamos.

Cuando estamos en la primera marcha, las ruedas giran a un tercio de la velocidad generada por el motor, pero con el triple de fuerza. A medida que las marchas aumentan, también lo hace la velocidad a costa de la fuerza.

Partes de una caja de cambios

La caja de cambios está ligada al sistema de transmisión, compuestos por varios ejes, piñones y ruedas dentadas. La caja de cambios va instalada en una carcasa de aluminio que aloja los engranajes, el diferencial o el recipiente para el lubricado de todo el sistema.

A su vez, podemos diferencias varias zonas: el árbol primario, el intermedio, el secundario, el eje de marcha atrás.

En el árbol primario se encuentran los piñones conductore de la tracción delantera o trasera, mientras que en el intermedio se ubican cajas longitudinales con piñones engrandados al árbol primario y al eje secundario. En el árbol secundario, se sitúan las ruedas dentadas fijas al eje, sobre un cojinete que permite desplazarse a distinta velocidad que él.

Por último, el eje de marcha atrás tiene un piñón dentado totalmente recto que revierte el sentido del árbol secundario y activa los contactos de las marchas de atrás para que estas luzcan. Es la palanca de cambios la que determina qué piñones de cada árbol se engranan en el momento que marquemos, controlando la posición de las rueda por mediación de unas horquillas.

Tipos de caja de cambios

Según el modelo de coche que tengamos, podemos encontrar diferentes tipos de cajas de cambios, aunque la primera distinción es entre cajas de cambios manuales o automáticas. Las cajas de cambios manuales tienen transmisión sincrónica, en las que tiene que intervenir el conductor para provocar ese cambios. Por su parte las cajas de cambios automáticas hacen el cambio de forma autónoma y tienen índices de consumo mucho más bajos.

cAJA DE CAMBIOS MANUAL

Cajas de cambios manuales

Las cajas de cambios manuales también se conocen como mecánicas y son todas aquellas en las que el conductor tiene que ejecutar el cambio de forma manual. Es la más común en el mercado y suele tener tres ejes, recibiendo el par motor del eje primario a través del embrague y transmitiéndolo al eje intermedio.

cAJA DE CAMBIOS MANUAL

Cajas de cambios automáticas

Las cajas de cambios automáticas también se conocen como pilotadas o hidromáticas. Estas incluyen un control eléctrico para el embrague y la caja de cambios: suele disponer de dos embragues, uno de ellos para las marchas pares y otro para las impares. Cada vez se ven más en coches a diésel, eléctricos o híbridos.

 

Automática con convertidor par

Este tipo de marcha comunica la caja de cambios con la transmisión. Dispone de trenes epicicloidales y ofrece un gran rendimiento en carretera. Para su uso es recomendable tener la siguiente marcha preparada para reducir el tiempo de la operación.

Automática de variación continua

Este tipo de caja de cambios apenas se utilizan en coches, siendo mucho mas frecuentes en ciclomotores. Incorpora un controlador electrónico y facilita los cambios rápidos y dinámicos.

caja de cambios con variación
caja de cambios con variación

Síntomas de rotura

Siempre recomendamos tener tu coche listo en cuanto a revisiones, pero aún así hay varios síntomas que denotan que tu caja de cambios puede tener un problema. El primer de ellos es el ruido al intentar meter una marcha, lo que suele indicar desgaste o que está atascado. Esto suele solucionarse con la revisión de la tensión del cable del embrague y la revisión del desgaste de los sincronizadores y los anillos.

Tras el ruido, podemos sentir dificultad para meter las marchas, lo que indica un desajuste o incluso la falta de lubricación en el cambio. El último síntoma más peligroso es el bloqueo total de las marchas, que viene dado por el desgaste de los bolillos de seguridad: la solución es cambiar los bolillos. Estos tres síntomas son propios de las cajas de cambios manuales.

En las cajas de cambios automáticas, solemos encontrar indicios como el deslizamiento excesivo al intentar cambiar de marcha: para solucionarlo hay que reponer el nivel de aceite. El problema que podemos presenciar inmediatamente antes de una avería que lo deje inutilizado, es el bloqueo total de las marchas: para dar solución a esto, hay que comprobar las presiones y hacer una revisión completa en el taller.

mantenimiento caja de cambios

Cómo cuidar la caja de cambios

Aunque hay averías que son imposibles de evitar por el propio uso que le damos al coche, sí hay varios hábitos que pueden ayudar a cuidar tu caja de cambios. El primer consejo que te damos es que no frenes con el embrague, ya que se desgastará mucho y en general el tren motriz el coche. Utiliza el freno de mano en las pendientes o subidas y evita forzar el embrague.

Si estás en marcha alta, tampoco es recomendable pisar el acelerador al máximo, ya que de esta manera el motor sufrirá.

mantenimiento caja de cambios

Una de las recomendaciones más sencillas es que no dejes reposar la mano sobre la palanca de cambios, ya que evitarás que esta se mueva de forma natural. Si evitas su movimiento el desgaste será mayor. De la misma forma, dejar el pie sobre el embrague provoca un desgaste en los componentes del sistema, por eso hay que apostar por el reposapiés.

Si sigues estos consejos, llevas a cabo una conducción responsable y además haces las revisiones pertinentes, tu caja de cambios automática o manual te proporcionará un funcionamiento efectivo y dinámico.

Noticias relacionadas

Cómo ahorrar combustible de tu coche
Aire Acondicionado y como no pasar calor en tu coche
Claves para el mantenimiento preventivo de tu coche
¿Qué es el Libro del Taller de tu coche?
¿Qué es el código OBD?
Cómo revisar tus neumáticos
Tipos de amortiguadores para tu coche
¿Cuándo cambiar el filtro del aire?
Cómo hacer el mantenimiento de tu coche eléctrico
¿Qué es el freno de mano eléctrico?