cadena o correa de distribución qué es mejor

Cadena o correa de distribución: qué es, funcionamiento y averías

El motor de un coche está formado por elementos que lo hacen funcionar. La cadena de distribución y la correa de distribución se encargan de sincronizar las válvulas del motor con el cigüeñal al árbol de levas, provocando la combustión y el movimiento del vehículo. En Marcos Ocasión te contamos que sistema de distribución te conviene más para evitar todo tipo de averías y que tu motor funcione a la perfección.

¿Qué es la cadena de distribución?

La cadena de distribución es una cadena metálica de eslabones. Puede recordar a la de una bicicleta, pero la de un automóvil tiene mayor grosor y tamaño debido a los altos niveles de tensión que tiene que aguantar. Se mueve mediante poleas dentadas y está diseñada para que su vida útil sea más extensa que la de la correa de distribución.

Sincroniza el movimiento del cigüeñal y del árbol de levas, para que las válvulas del motor se muevan sin que los pistones las golpeen. Por lo tanto, la cadena de distribución es una de las piezas más importantes del vehículo.

Ventajas e inconvenientes de la cadena de distribución

Una de las grandes ventajas de la cadena de distribución es su larga duración. Aunque no requiera prácticamente mantenimiento, es importante cambiarla cada 250.000 kilómetros para prevenir. Su resistencia permite que no se llegue a romper, evitando así una de las averías más graves del motor. Sin embargo, con el paso de los kilómetros es normal que los tensores pierdan fuerza al estar sometidos a mucho esfuerzo.
Al tratarse de una cadena metálica, el roce de la cadena y los piñones provoca mucho más ruido que una correa. Sin embargo, este problema cada vez es menos habitual gracias al aislamiento del motor. Además, cuando la cadena de distribución está desgastada y ha perdido fuerza puede llegar a desdentarse, provocando una avería importante.

cadena o correa de distribución cuál

¿Qué es la correa de distribución?

La correa de distribución es el elemento del motor encargado de sincronizar el cigüeñal y el árbol de levas. El objetivo es permitir la apertura y cierre de las válvulas del motor. Es una tira de caucho fabricada con fibras resistentes para alargar su durabilidad.

La parte interior está dentada para permitir la transmisión de la energía mecánica entre el piñón de arrastre y el arrastrado, evitando un deslizamiento mutuo. Las correas nos menos costosas y su funcionamiento es más suave. Sin embargo, es un elemento propenso al desgaste y su duración es limitada. Además, permite el funcionamiento de la bomba de agua y la bomba del aceite.

cadena o correa de distribución ventajas

Ventajas e inconvenientes de la correa de distribución

Una de las ventajas de la correa de distribución es que su bajo coste de fabricación lo hace una opción más económica que la de la cadena de distribución. Además, al estar fabricada con goma, su roce con los piñones metálicos no provoca prácticamente ruido.

Uno de los inconvenientes de la correa de distribución es que tiene más posibilidades de rotura. Para garantizar el buen funcionamiento del vehículo, habría que cambiar la correa de distribución entre los 60.000 y 160.000 kilómetro, dependiendo del fabricante, o cada 5 años si no se ha alcanzado dicha distancia. Esta distancia ha de ser menor si el coche circula frecuentemente por urbano, pues la correa se desgastaría más.

¿Qué es mejor correa o cadena de distribución?

Los dos elementos tienen la misma función, pero son muy diferentes entre sí. Ambos tienen ventajas e inconvenientes, por lo que elegir uno de ellos dependerá de donde se va a circular y para qué tipo de vehículo es. Sin duda, lo más importante es cumplir con los tiempos de sustitución tanto de la correa como de la cadena de distribución para evitar una avería del motor.
La opción de la correa de distribución puede parecer más económica pero menos duradera. Por el contrario, la cadena de distribución tiene una mayor durabilidad. Actualmente, suele ser más habitual utilizar la cadena de distribución gracias a los sistemas de tensado hidráulicos y el mayor aislamiento del motor para reducir el ruido.

La cadena de distribución es más compacta que la correa, pues su mecanismo está formado por un eslabón simple, a diferencia de hace años que estaba formada por eslabón doble o triple. De cara a los beneficios de optar por la correa de distribución, es importante tener en cuenta que su reparación es más accesible y requiere un menor coste de fabricación.

¿Cómo reconocer una avería en el sistema de distribución?

Hay una serie de síntomas que nos ayudan a reconocer una avería en el sistema de distribución. Estará desgastada la correa si encontramos los dientes mellados, grietas en la superficie o falta de tensión de la misma. Otro factor que puede significar una avería en el sistema de distribución es que se escuchen ruidos al arrancar al motor. Esto se debe a una tensión incorrecta de la misma o al desgaste de la distribución.
Que el vehículo tiemble durante la conducción es un síntoma de que la correa se encuentra en mal estado. Además, si la correa está a punto de romperse, el tubo de escape va a emitir un humo excesivo, ya que los tiempos del ciclo de combustión no se cumplirían como deberían.

Ante cualquier indicio de avería, ven a Marcos Ocasión y nuestro equipo de profesionales te resolverá lo antes posible este problema con la correa o cadena de distribución.

Noticias relacionadas

Cómo ahorrar combustible de tu coche
Aire Acondicionado y como no pasar calor en tu coche
Claves para el mantenimiento preventivo de tu coche
¿Qué es el Libro del Taller de tu coche?
¿Qué es el código OBD?
Cómo revisar tus neumáticos
Tipos de amortiguadores para tu coche
¿Cuándo cambiar el filtro del aire?
Así funciona una caja de cambios
Cómo hacer el mantenimiento de tu coche eléctrico