Justo han arrancado las primeras olas de calor y conducir a altas temperatura es muy incómodo, y no sólo eso, también es bastante peligroso. ¡Por suerte hoy en día casi todos los coches traen de serie aire acondicionado y refrescan el ambiente para nosotros! Pero… ¿Qué podemos hacer nosotros por él?

Conociendo nuestro Aire Acondicionado o Climatizador

Por un lado tenemos Aire Acondicionado y por otro Climatizador. ¿Es lo mismo? Sí, pero no. El funcionamiento base es el mismo, pero el climatizador tiene un extra de tecnología que nos permitirá alcanzar dentro del coche la temperatura deseada de forma automática. Sin necesidad de preocuparnos de dar más o menos potencia a los ventiladores y un largo etcétera. Además,los climatizadores más potentes te permiten elegir diferentes temperaturas en las diferentes secciones: piloto, copiloto, pasajeros,… Para que todos estén cómodos.

El aire acondicionado consiste en un circuito cerrado relleno de gas que está conformado por un filtro de un habitáculo, un compresor, un condensador, una válvula de expansión, un evaporador y una botella deshidratante.

Cuidados básicos

  1. Cambiar el filtro del habitáculo, como mínimo, una vez al año. Y si circulas por caminos en los que haya mucho polvo, estos intervalos deberían ser más bajos.
  2. También es recomendable pasar por taller cada dos años para recargar el gas del aire acondicionado.
  3. Para que no se forme moho en los conductos es recomendable poner el aire acondicionado una vez al mes, aunque sea invierno, sino cuando llegue el verano podría desprender olores desagradables.
  4. No usar el aire acondicionado a máximo rendimiento, mucho menos cuando acabamos de encenderlo.

Combatir el calor

  1. Con un parasol para la luna delantera y cortinillas para la trasera, es una solución muy barata que reducirá la temperatura del interior del coche en hasta 15º.
  2. Antes de encender el aire acondicionado, baja las ventanillas para que circule el aire; y si aparcas el coche en una zona de confianza puedes dejarlas un poco bajadas cuando lo dejes. Así cuando vuelvas no estará tan caliente.

Con todo esto, el aire acondicionado de tu coche durará muchos años en óptimas condiciones y no pasarás calor en tu coche.